787-815-2667
logo
60-anos

Compromiso Cooperativista ante la crisis económica de Puerto Rico

El Movimiento Cooperativo siempre ha sacado la cara por Puerto Rico. Hoy en momentos de retos económicos hemos articulado
un plan estratégico e inteligente para permitir que los bonistas tradicionales y no especulativos podamos seguir apoyando a nuestro país desde las estructuras democráticas donde se levanta nuestra sociedad, política, cultural y económica.

Historia de éxito

  • En 70 años el Movimiento Cooperativo ha hecho crecer a Puerto Rico. Con un ritmo de crecimiento sostenido, hoy sobre 115 cooperativas de ahorro y crédito proveen solidez a las finanzas de sus socios.
  • Sobre un millón doscientos mil socios y depositantes lo confirman. En medio de la crisis que padecen las finanzas públicas del país, las cooperativas están disponibles para prestar a sus socios y seguir promoviendo desarrollo económico en sus comunidades.
  • La condición financiera de las cooperativas es sólida, con mejores indicadores de morosidad que la banca comercial.
  • Nuestras cooperativas están dotadas de las herramientas ágiles y tecnológicas que requiere el consumidor del Siglo XXI.
  • Del 2008 al 2015, las cooperativas han experimentado las siguientes tasas de crecimiento: Aumento en socios: 144,625, para un crecimiento de 17.60% Aumento en activos: $1,770 millones para un crecimiento de 26.4%

Inteligencia cooperativista ante la realidad de los bonos

  • Al igual que miles de puertorriqueños, entre el 2009 y el 2012 las cooperativas invertimos en bonos del gobierno descansando en las representaciones del gobierno y sus entes fiscales y reguladores.
  • Nuestras inversiones en bonos están distribuidas en vencimientos de varios años, por lo que el riesgo no se concentra en una sola entidad, ni en un solo tipo de bono, ni en un solo año. La mayoría de nuestras inversiones vencen dentro de cinco años o más. De hecho, las cooperativas ya hemos tomado previsiones pertinentes para los vencimientos más inmediatos.
  • Contrario a los inversionistas especulativos (llamados “fondos de cobertura”, “hedge funds” o fondos “buitre”), todos nosotros, los puertorriqueños somos inversionistas tradicionales que compramos los bonos a su valor par, es decir por un 100% de su valor de emisión.
  • Los especuladores compraron sus bonos a descuento, por debajo del valor de emisión, en algunos casos a precios descontados de hasta 40% del valor de emisión.
  • El llamado G25, que agrupa a 25 destacadas cooperativas de ahorro y crédito, le ha propuesto al gobierno que la reestructuración de la deuda reconozca esa realidad financiera y que cualquier oferta de intercambio se base en el precio al que cada inversionista compró sus bonos.
  • Esa fórmula preserva los recursos gubernamentales, protege el capital de todos los bonistas y así se evita que una minoría obtenga ganancias extraordinarias a costa de pérdidas de los ahorristas tradicionales.
  • Así se protege el capital puertorriqueño invertido en bonos del gobierno, capital necesario para la reconstrucción económica de Puerto Rico.
  • Respaldamos y endosamos una extensión de las fechas de vencimiento del principal manteniendo el pago de intereses de la deuda pública. Así el gobierno podrá continuar la prestación de servicios esenciales mientras reorganiza sus finanzas.
  • Nuestra propuesta es solidaria y trasciende a nuestros socios.
  • Busca proveer al gobierno de una herramienta que le brinde la liquidez necesaria para continuar operando y la salud y justicia financiera a quienes hemos apoyado siempre al país puertorriqueño.
  • El llamado a la acción y la solución para salir de la crisis, es cooperativista. Acércate a tu cooperativa más cercana y recibe información sobre la propuesta del movimiento para atender la crisis fiscal.

¡En las buenas y en las malas 
siempre con Puerto Rico!